Consecuencias mascarilla

La importancia de cuidar la piel está clara: limpiar, hidratar y proteger son pasos que hemos de hacer a diario. Pero… ¿qué pasa con el uso de la mascarilla? Sería fácil pensar que, como no mostramos el rostro, podemos bajar la guardia en nuestra rutina facial. ¡Todo lo contrario!

Ten en cuenta que, cada vez que inhalas y exhalas, el vapor y la humedad se quedan atrapados entre tu piel y la mascarilla. Esto favorece la aparición de acné, pero también puede sensibilizar tu piel hasta el punto de que aparezcan eccemas y dermatitis.

De hecho, esto sucede especialmente a personas que, normalmente por motivos profesionales, han de llevar la mascarilla puesta durante muchas horas. En estos casos, incluso es altamente probable que aparezcan heridas en las zonas de roce.

Por todo esto, cuidar tu piel siempre es importante, pero ¡ahora más! Sigue leyendo para ver cuáles son los pasos básicos que deberás seguir.

La importancia de cuidar la piel y… ¡limpiarla!

Por la mañana y por la noche, antes y después de llevar la mascarilla, limpia bien tu piel. Así eliminarás el sebo que se ha ido acumulando durante el día. Eso sí, usa una limpiadora que no reseque demasiado

Ten en cuenta que tu piel puede estar algo más sensible de lo habitual y ¡tampoco queremos sentirla deshidratada!

Hidratación y más hidratación

Ya sabes que hidratar tu piel es fundamental para prevenir los signos del envejecimiento. De hecho, beber suficiente agua es básico si quieres potenciar los resultados de nuestro Young+ Ginkgo.

Ahora bien, deberás extremar este cuidado ahora que usas mascarilla. Ten en cuenta que el hecho de sentir tu piel grasa no quiere decir que esté hidratada. Hay pieles grasas y deshidratadas, y este podría ser tu caso si no cuidas tu piel.

¿Protección solar? ¡Siempre!

¡Ojo! Podrías pensar que la mascarilla te protege de los rayos UV, pero no es así. Eso sin mencionar que sigue habiendo zonas de tu rostro al descubierto.

La protección solar nunca puede faltar. Y es que no nos cansaremos de decir que el sol es uno de los principales enemigos de una piel joven. Protege la tuya y ya habrás dado un gran paso para retrasar los signos del envejecimiento.

Ya ves que la importancia de cuidar la piel es incluso mayor con el uso de la mascarilla. Quédate con nosotros y mantente al día sobre lo último en tratamientos antienvejecimiento. ¡Seguimos!

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER Y LLÉVATE UN 10% DTO.

    INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS DE LUSTYCARE: Finalidades:
    Responder a sus solicitudes y remitirle información comercial de nuestros productos y servicios, incluso por correo electrónico. Legitimación: Consentimiento del interesado. Destinatarios: No están previstas cesiones de datos. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos info@lustycare.com. Información Adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Política de Privacidad.

    Abrir chat
    1
    ¿Tienes dudas?
    ¡Hola!
    ¿Puedo ayudarte?

    Reset Password